“Tu mejor garantía, nuestro prestigio”

Escuela Europea de Negocios nace en el año 1986, justo después de la entrada de España en la Comunidad Europea con un claro objetivo, convertirse en referencia en el sector de la Educación Superior a nivel nacional e internacional.  Su fundador y actual Presidente, D. Jesús López-Davalillo, atesoraba una dilatada experiencia en el sector, habiendo colaborado con las escuelas de negocios más prestigiosas de España y apostó por llevar a cabo este proyecto que este 2015, cumple 29 años de trayectoria. Desde el principio, tuvo muy claro que lo que necesita un país para crecer es desarrollar su tejido industrial a través de la creación de pequeñas y medianas empresas que generen riqueza. Pero, ¿cómo podía contribuir para intentar conseguirlo?.

Creando una Escuela de Negocios que apostase por una formación de calidad, impartida por profesionales, directivos y empresarios que  transmitiesen sus conocimientos desde un punto de vista muy práctico y que además se pudiese implementar desde el primer día. De esta forma, los estudiantes podrían adquirir los conocimientos, las herramientas y habilidades necesarias para montar su propio negocio con todas las garantías necesarias para tener éxito.

Pues bien, casi 30 años después, son más de 18.000 alumnos los que han pasado por nuestras  aulas, estamos presentes en España a través de 8 sedes repartidas por diferentes ciudades y son ya 9 países de Latinoamérica en los que nos hemos implantado a través de sedes en las capitales y sus principales ciudades.

Son muchas las historias personales y profesionales que nos han acompañado durante estos largos años. Muchos de los “business plan”, que en su día sirvieron a muchos de nuestros alumnos para obtener su título MBA, hoy en día se han convertido en prósperos negocios, que les permiten vivir y que están contribuyendo al crecimiento de cada uno de sus países de residencia.

En un mundo cada día más globalizado, en el que la internacionalización es uno de los principales ejes estratégicos y la innovación se ha convertido en el único factor de diferenciación, es necesario formar parte del grupo de personas que hacen qué las cosas pasen, que apuestan por el desarrollo y que lo hacen posible, que creen que son capaces de cambiar el mundo y hacen todo lo posible por lograrlo. Somos conscientes que debemos subir a este tren y no quedarnos en el grupo de los que algún día se preguntarán, ¿qué pasó?.

Todos estos cambios se producen gracias a la investigación, a la actualización y transferencia de conocimientos y a las sinergias entre personas, empresas, instituciones públicas y privadas de diferentes países que están ayudando a superar las barreras culturales, políticas, económicas y que nos están convirtiendo en “ciudadanos del mundo”. Aunque esto no hubiera sido posible sin la tecnología y por supuesto sin “internet”.

Pues bien, ya tenemos los tres principales elementos que han generado ésta…, podríamos llamar, “tercera revolución industrial” y que empiezan por la misma vocal, la “i”. Son los siguientes:

Innovación, Internacionalización, Internet

Evidentemente sería difícil pensar cuál de los tres debería ir primero, o cuál de los tres ha sido el que ha originado todos estos cambios que se han producido en los últimos años. Lo que si debemos entender es que los tres han sido necesarios, lo están siendo en estos momentos y lo van a seguir siendo en los próximos años.

Escuela Europea de Negocios se dio cuenta hace ya unos años de estos tres elementos y los ha venido aplicando en su propio desarrollo de negocio y en sus programas académicos,  ayudando de esta forma a los emprendedores, para implementarlos en sus empresas y convertirse en artífices del cambio.

No hay desarrollo sin innovación y no es posible la internacionalización sin internet.

Cuando internet todavía era algo desconocido en España, Escuela Europea de Negocios fue de las primeras escuelas en tener página web y empezar a darse a conocer al mundo. Suponía un riesgo pero a la vez un reto y desde entonces ha seguido apostando por esta herramienta para darse a conocer, tanto a nivel nacional como a nivel internacional. También fue de las primeras escuelas en subirse al tren de las Redes Sociales cuando todavía no se sabía muy bien cuál iba a ser su utilidad y cada día sigue incrementando el número de seguidores.

En definitiva, las nuevas tecnologías han representado una innovación en todos los sectores y especialmente en el de la formación. La creación de plataformas formativas está posibilitando que las personas puedan seguir actualizando sus conocimientos de manera virtual, sin necesidad de desplazarse y que además, esto no les suponga ningún problema para compatibilizarlo con su vida profesional y personal.

Hoy en día la tecnología permite que un docente esté en Madrid dando clase y que los alumnos estén en Bogotá a través de lo que se conoce como aulas virtuales. El docente puede interactuar con los alumnos y viceversa, siendo lo más parecido a una clase presencial a pesar de ser totalmente virtual. Escuela Europea de Negocios, sigue apostando por el futuro y ya está implantando esta tecnología dentro de su formación online a través del acuerdo que acaba de firmar con Google y que llevará a Latinoamérica en los próximos meses.

La internacionalización ha sido otro de los ejes estratégicos de Escuela Europea de Negocios, aunque antes de dar el salto fuera de España, decidió crear una red de sedes por diferentes ciudades españolas, que permitiese acercar la formación a los estudiantes de provincias interesados en realizar un MBA sin tener que desplazarse a la capital. El resultado fue un gran éxito y se convirtió en la primera escuela de negocios en tener sedes fuera de Madrid.

Una vez llevó a cabo esta implantación a nivel nacional y después de cosechar grandes éxitos y buenos resultados, también se convirtió en una de las primeras escuelas en “cruzar el Atlántico” y probar suerte en Latinoamérica. El objetivo en esencia era el mismo que llevó a cabo en España, el de “acercar la formación de calidad europea” a todos aquellos alumnos que querían recibirla pero que no disponían de las posibilidades económicas, personales y profesionales para viajar a Europa.

Los resultados después de todos estos años, hablan por sí mismos. Escuela Europea de Negocios se encuentra implantada en Perú, Colombia, Ecuador, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Argentina, Chile y Bolivia y en los próximos meses lo estará también en México y Brasil.

En resumen, lo único que ha hecho Escuela Europea de Negocios siendo una pequeña y mediana empresa es aplicar los tres elementos mencionados en su propio desarrollo y crecimiento. Como los resultados conseguidos le avalan, lo que viene haciendo desde hace tiempo es trasladar su “know how” a sus programas académicos y de esta forma ha logrado, que muchos de sus antiguos alumnos lo hayan aplicado en sus proyectos, convirtiéndose en negocios muy rentables.

Pero la rentabilidad no lo es todo, es importante pero no es lo único por lo que debe guiarse un gran empresario. Los resultados son fruto del trabajo bien hecho, pero también lo son del trabajo en equipo, del esfuerzo, del espíritu de sacrificio y de la ética empresarial.

Los valores siguen siendo muy necesarios en el mundo empresarial y desgraciadamente en los últimos años se han perdido. La crisis financiera internacional vivida estos años atrás, especialmente en Europa y de la que todavía países como España no han salido del todo, realmente ha sido una crisis debida a la pérdida de valores y a la falta de ética empresarial.

Las escuelas de negocios hemos recibido muchas críticas durante estos años y en algunas ocasiones hasta se nos ha acusado de formar a directivos sin escrúpulos, carentes de valores, que lo único que buscaban eran sus logros personales a costa de los demás. Desgraciadamente nosotros nos encontramos en el último escalón formativo, después del colegio y de la universidad y nos encargamos solamente de transmitir conocimientos, de dar herramientas y de perfeccionar habilidades que puedan aplicarse en el mundo empresarial. No tenemos la capacidad de inculcar valores, ya que éstos los recibimos los seres humanos a través de nuestros padres cuando somos pequeños y también en el colegio que es dónde comenzamos a formarnos como personas. Por lo tanto, es imposible tratar de inculcar unos valores a una persona adulta si no los tiene y tampoco es lo que se enseña en una escuela de negocios.

Ahora bien, lo que sí puede hacer una escuela de negocios es seleccionar a sus estudiantes, que tengan valores que encajen con su propia filosofía y que el día que se conviertan en grandes líderes, pueda hacer gala de ellos. Escuela Europea de Negocios apuesta realmente por una formación rica en valores familiares, religiosos, éticos; cree en el esfuerzo colectivo, en el trabajo en equipo, en el espíritu de sacrificio; y en la lealtad, la honestidad y el compromiso.

Por lo tanto, si los estudiantes deben encajar con la filosofía de la Escuela de Negocios en la que estudian y los valores de Escuela Europea de Negocios son los mencionados, su gran logro y mantenerse en el mercado de la Educación Superior durante estos casi 30 años, se debe realmente a la elección de sus estudiantes y lo que éstos han sido capaces de conseguir, tanto en su vida personal como en su vida profesional.

Para terminar, que mejor forma de hacerlo que invitándole a conocernos, a permitirnos ayudarle a cumplir sus sueños y a demostrarle que todo lo que uno se propone en la vida es posible lograrlo. Simplemente hay que tomar la decisión de hacerlo, arriesgarse y creer en uno mismo.

ESCUELA EUROPEA DE NEGOCIOS

“Nuestra mejor garantía, tú prestigio”

Juan Carlos Viñas

Director de Relaciones Institucionales

 

 

 

 

 

 

 

 

LinkedInTwitterFacebookGoogle+Compartir

, , , , , ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

error:
UA-38452390-1