Decálogo para interactuar con los compañeros de equipo

Es sabido que muchos de los equipos que hoy existen en las empresas, no son equipos en absoluto. Estos equipos no han sido creados ni organizativamente, ni estructuralmente, ni desde un punto de vista motivacional, para trabajar de una forma efectiva.

Muchas veces son etiquetados vagamente como equipos de alto rendimiento, cuando simplemente se trata de grupos de personas que carecen del liderazgo, las herramientas de relación y las directrices para conseguir los objetivos y los resultados extraordinarios que se les han asignado.

¿Cuál es la chispa que hace surgir un equipo de alto rendimiento? ¿Qué es lo que guía su viaje por las rutas menos transitadas? y, sobre todo, ¿Qué se logra cuando se desbloquea el potencial real de un auténtico equipo de trabajo?

Estas preguntas tienen respuestas muy precisas que siguen un proceso sorprendentemente reglamentado. Casi todos los equipos de alto rendimiento comparten la creencia en su propia capacidad para escribir el futuro y rechazan el punto de vista convencional de que hace falta un individuo genial o un Director General carismático para cambiar una organización.

Los equipos más productivos muestran también un enorme sentido de camaradería y amistad entre sus miembros y sienten que sus jefes se preocupan sinceramente por su bienestar.

Team LeadershipEn este sentido, los programas Master MBA de Escuela Europea de Negocios ha enfocado todos sus contenidos y actividades en el Desarrollo de un conjunto fundamental de Competencias para el Liderazgo. Tres de esas competencias básicas son: Colaboración e Influencia, Desarrollo Organizativo y de las Personas y Liderazgo de Equipo.

Este enfoque está también basado en los siguientes valores que son ampliamente compartidos por la comunidad de Escuela Europea de Negocios, y que proporcionan el contexto en el que nuestra Escuela aspira a la excelencia en el logro de sus objetivos:

  • Compromiso intelectual
  • Respeto por los demás
  • Integridad
  • Transparencia
  • Colaboración

Es por estas razones, que compartimos plenamente el siguiente Decálogo que fue publicado por primera vez en el número de octubre de 1991 de la revista “Active Voice”, el boletín del capítulo de San Francisco de la “Society for Technical Communication” (STC).

Este Decálogo nos recuerda una serie de puntos que conviene tener muy en cuenta cuando trabajamos con otras personas:

  1. Resístase a hablar negativamente de otras personas; no cotillee y no preste oídos a los cotilleos.
  2. Sea benevolente con la gente. Crea firmemente que la mayoría de las personas hacen las cosas lo mejor que pueden.
  3. Si alguien le critica, reflexione sobre si hay algo de cierto en lo que dice; si es así, cambie. Si la crítica no es cierta, ignórela y compórtese de forma tal que nadie pueda creer dicha crítica
  4. Antes de decir algo a alguien, pregúntese tres cosas: ¿Es verdad? ¿Es amable? ¿Es necesario?
  5. Haga pocas promesas pero cúmplalas fielmente.
  6. Nunca pierda la oportunidad de hacer un cumplido o de decir algo que de ánimos.
  7. Olvídese de contar hasta diez. Cuente hasta mil antes de hacer o de decir algo que pudiera empeorar las cosas.
  8. Deje que sus virtudes hablen por sí mismas.
  9. Tenga una actitud abierta; debata pero no discuta (es posible estar en desacuerdo sin ser desagradable).
  10. Cultive su sentido del humor; la risa es la distancia más corta entre dos personas.

LinkedInTwitterFacebookGoogle+Compartir

, , , , , , , , ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

error:
UA-38452390-1